El champú sólido y el jabón natural adecuado para el pelo, son dos productos, que aunque sirven para lo mismo, limpiar el pelo, no son iguales. La diferencia está en su composición y elaboración, cambian por lo tanto sus características y su precio. Cambiar el champú líquido por el sólido, nos permite reducir los residuos generados por sus envases y nos proporciona un gran ahorro, debido a su gran durabilidad. Te proponemos estas dos alternativas. Probablemente te sorprenda que el champú sólido de Lamalvaflor cueste 11,50€ y el jabón tradicional con certificación ecológica de Amapola biocosmetics 5€.

El jabón ecológico de Amapola Biocosmetics está elaborado de forma tradicional, con hidróxido sódico o lo que es lo mismo sosa cáustica, ¿te sorprende que un jabón natural y ecológico esté elaborado con sosa cáustica? Lo explico en este post.

Los jabones tradicionales tienen grandes propiedades para la piel y… ¿para el pelo? Algunos, por su formulación, son adecuados para la limpieza de la piel y también se pueden utilizar para el pelo, a mí personalmente me lo resecan demasiado. Mi pelo es muy seco, utilizo para lavarlo el champú sólido para pelo seco y castigado de Lamalvaflor. Pero cada uno tenemos unas necesidades diferentes. Conozco a muchas personas a las que el jabón natural tradicional les deja el pelo fantástico, si es tu caso, tienes muchas ventajas, son más económicos y además, lo puedes utilizar en la ducha para pelo y piel, muy útil en viajes y para llevar al gimnasio. Tienes que tener cuidado al lavar tu pelo con jabón tradicional, si se mete en los ojos te producirá escozor.

Hemos seleccionado jabones ecológicos tradicionales adecuados para la limpieza del pelo. Amapola biocosmetics, su fabricante, también los aconseja para utilizar en el pelo, además de para la piel:

El champú sólido está elaborado de forma muy diferente, está formulado específicamente para lavar y cuidar el pelo. Mi favorito, de los que he probado, es el de Lamalvaflor. Contiene Sodium Cocoyl Isethionate y Coco-Betaine, tensioactivos derivados del coco sin sulfatos, muy suaves y respetuosos con el pelo. Ambos, le proporcionan al champú sólido su capacidad de limpieza, además de abundante y cremosa espuma. Con el champú sólido no escuecen los ojos. Su precio es bastante elevado, esto encarece el precio del champú sólido.

Existen en el mercado champús sólidos, muy conocidos, elaborados con Sodium Lauryl Sulfate y Sodium laureth sulfate, tensioactivos mucho más baratos, pero que pueden ser irritantes, sobre estas sustancia existen, además, estudios alarmantes. Estos dos tensioactivos son, también, los más utilizados en los champús líquidos. Creo que es importante que estemos bien informados para poder consumir de una forma consciente.

El champú sólido de Lamalvaflor, tiene en su formulación aceites vegetales ecológicos, extractos de plantas y arcilla (en su versión para pelo graso). Existen tres variedades dependiendo del tipo de pelo: seco, normal y graso. Solo puedo contar maravillas de este champú sólido, en este post cuento como solucioné mis problemas con el pelo.

Espero que esta información te sea útil, la diferencia de precio no está en el marketing, si no en la diferencia de sus ingredientes, que no en su calidad. Tanto los jabones de Amapola biocosmetics como los champús sólidos de Lamalvaflor están formulados con ingredientes de excelente calidad, pero como hemos visto, algunos componentes son diferentes, con precios diferentes. Puedes utilizar con total garantías ambos, los resultados dependerán de las características y necesidades de tu pelo.

Facebook
Tu compra Producto eliminado Reponer
  • No has comprado ningún producto

La tienda está cerrada. Continúa activo el blog y las redes sociales! Descartar