Os quiero contar mi odisea con el pelo, todos los problemas que he tenido y como se han solucionado con productos sencillos, cuando pienso el tiempo y el dinero que he gastado en estropear mi pelo… pero más vale rectificar tarde que nunca.

Tenía varios problemas, descamación del cuero cabelludo, pelo muy seco y encrespado y por si fuera poco se me empezó a caer, tengo mucha cantidad de pelo y nunca se ha notado demasiado pero antes de liberar mi pelo de champús agresivos y siliconas, empezó a ser preocupante la cantidad de pelo que perdía en cada lavado. Sé que los problemas con el pelo son muy frecuentes, así que me encantaría poner mi granito de arena.

He probado varios tratamientos, entre ellos de keratina, que lo único que hicieron fue aportar una falsa nutrición que desapareció al poco tiempo y me dejó el pelo mucho peor, estaba metida en un círculo vicioso, mi pelo se estropeaba con el tinte, el champú con sulfatos y para “repararlo” (para que fuese manejable simplemente) necesitaba utilizar mascarilla con siliconas que en realidad lo que hacían era “plastificar” el pelo, no nutrirlo, ¿os suena esto que os estoy contando? Seguro que sí. Los productos que utilizaba no eran precisamente baratos, de marcas con mucho prestigio y específicos de peluquería.

Si hace años me cuentan que podría dejar de utilizar mascarilla y que mi pelo mejoraría tanto con productos tan sencillos me hubiese parecido increíble.

Vamos por pasos, ¿que me estaba generando los problemas?

  • Champú convencional. Si miras la composición de un champú te asustarás con la cantidad de nombres extraños en sus ingredientes, por regla general si tiene un larga lista de nombres que no conoces desconfía. Puedes consultar los ingredientes de los que tengas dudas en: https://laveritesurlescosmetiques.com/ está en francés pero es muy útil. La mayoría de los champús convencionales tienen sulfatos, los más utilizados son Sodium Laureth Sulfate y Sodium Lauryl Sulfate, son los encargados de limpiar el pelo pero son muy agresivos, eso unido a que el resto de los ingredientes no suelen tener mucha calidad, dejan el pelo áspero y estropeado. Es habitual encontrar champús que anuncian como champú de argán o aceite de coco y estos fantásticos aceites están colocados al final de la composición con porcentajes ridículos. Los sulfatos además de estropearme el pelo eran los responsables de la descamación del cuero cabelludo al irritarlo.
  • Mascarillas: Para arreglar el pelo estropajoso que me dejaba el champú no me quedaba otra alternativa que utilizar mascarilla después de cada lavado, las silicionas “plastifican” el pelo pero no lo nutren, resultado: el pelo estaba cada vez peor… tratamiento en la peluquería y vuelta a empezar, mi pelo no salía de esa espiral.
  • Tinte químico: los tintes químicos secan y estropean el pelo, esto no es ningún secreto.

¿Cómo lo he solucionado?

  • Champú: he utilizado varios champús sin sulfatos, naturales, orgánicos y el champú sólido de Lamalvaflor es el que más me gusta, por varios motivos, me deja el pelo limpio y nutrido, no necesito utilizar suavizante ni mascarilla después. Tiene tres versiones, una para pelo seco o castigado, es el que yo utilizo, otra para pelo normal y otra para pelo graso. Es sólido, por lo tanto no tiene envase, un residuo menos, algo que considero muy importante. Además, en los champús sólidos sus ingredientes están muy concentrados y por lo tanto duran mucho. Está elaborado artesanalmente y su composición es fantástica: Sodium Cocoyl Isethionate, Coco-Betaine, Inulin, Argania Spinosa Kernel Oil, Simmondsia Chinensis Seed Oil, Olea Oil, Water, Equisetum arvense sp., Chamaemelum nobile sp., Tocopherol. No contiene Sodium Lauryl sulfate ni sodium Laureth sulfate, siliconas ni derivados del petróleo. Está elaborado con tensioactivos naturales procedentes del coco, suaves y muy bien tolerados por el pelo y la piel, no agrede el pelo ni el cuero cabelludo, evitando su descamación. Infusión y viruta de cola de caballo y manzanilla que fortalecen y dan brillo al cabello y aceites de argán, jojoba y oliva que aportan hidratación y suavidad. También tiene inulina vegetal, polisacárido de fructosa, que actúa como acondicionador natural alisando la fibra capilar.

  • Aceites para nutrir el pelo: Para aportar un extra de nutrición a mi pelo utilizo aceites, cuando dejé de utilizar champús y mascarillas convencionales mi pelo estaba muy seco, se necesita un tiempo de transición para que el pelo pase al lado natural, utilizaba aceite como mascarilla, dejándolo actuar toda la noche, y lavándolo por la mañana. Ahora ya no necesito hacerlo, porque está mucho más nutrido y solo los utilizo como sérum. Tengo el pelo rizado, para fijar mis rizos, utilizo una pequeña cantidad de aceite de coco de la hora b, el sérum capilar de Matarrania o manteca de karité de la hora b, muy poca cantidad con el pelo mojado recién lavado, lo dejo secar al aire y listo! No es necesario espuma (que seca muchísimo el pelo y lo ensucia) ni mascarilla ni sérum carísimo. Si me lo aliso, utilizo el aceite con el pelo seco, muy muy poca cantidad para que no tenga aspecto grasiento. Así de sencillo y eficaz.

  • Dejar de utilizar tinte químico: A algunas chicas las canas les quedan estupendamente, si eres como yo que no me veo bien con ellas y prefieres teñirlas, te recomiendo un tinte natural con base de henna. Los que he utilizado con mejores resultados han sido Khadi y Cultivators, la transición de tinte químico a (realmente) natural al principio te puede parecer un poco engorrosa pero merece la pena.

Espero que te sea de ayuda mi experiencia con el pelo, si tienes alguna no tienes más que preguntar. Los aceites y el champú sólido duran muchísimo. Se me ocurren muchísimas cosas mucho más divertidas en las que emplear nuestro tiempo y dinero que en caros productos y tratamientos para el pelo, que además no lo mejoran, nos obligan a no parar de consumir. Es tan simple como utilizar buenos productos naturales para cuidar nuestro pelo y no atacarlo abusando de la plancha y el secador. Mis problemas con el cuero cabelludo están totalmente solucionados, el pelo está nutrido y ha dejado de caerse. Cuanto más tranquilo dejo a mi pelo, más bonito está.

 

Facebook
Tu compra Producto eliminado Reponer
  • No has comprado ningún producto

La tienda está cerrada. Continúa activo el blog y las redes sociales! Descartar